Taller de realización de ficción



En 2015 El Foro impartió su primer taller de realización de cortometraje de ficción a jóvenes de 15 a 18 años.

Esta propuesta formativa está dirigída a grupos de jóvenes en edades de 15 a 20 años en grupos de 8 a 16 participantes. Su duración es de 280 horas distribuidas en 26 semanas.

Este proceso tiene un doble objetivo de formación. El primero de carácter técnico, está orientado a aportar las herramientas para que el grupo sea capaz de generar películas abordando el proceso integral desde la escritura del guión hasta la producción y postproducción.

El segundo es, a través del trabajo creativo, abordar temas críticos en las crisis de crecimiento que suceden en este grupo de edad tales como la exploración de la identidad propia, la incertidumbre ante el futuro, el trabajo en equipo, la mediación en conflictos y la responsabilidad.

Metodología:
En este taller combinamos métodos de enseñanza presencial y en línea. Nuestros alumnos desarrollan actividades presenciales en los momentos intensivos de trabajo para el aprendizaje de aspectos prácticos y teóricos y en un segundo momento, profundizan en los contenidos y reciben asesoría personalizada interactuando con un número ampliado de profesores en línea. Alternando este trabajo individual con sesiones presenciales semanales.

El diálogo es uno de elementos de mayor importancia en nuestro esquema de aprendizaje, por ello los programas ofrecen conversatorios con cineastas que comparten sus experiencias e intercambian inquietudes con los y las participantes.

En este modelo educativo la persona es el centro del proceso de aprendizaje, partiendo de la idea de que se aprende haciendo y siendo; a través de sus acciones los y las jóvenes construyen el conocimiento buscado.

Nuestros programas formativos descansan en un diseño pedagógico que sistematiza los materiales y las actividades para promover un aprendizaje significativo, colocando al alumno y alumna frente a situaciones similares a las que enfrentará en un ejercicio de cinematografía profesional y que deberá resolver en colaboración con compañeros y la supervisión de un tutor-facilitador.

Los trabajo prácticos del taller están organizados en torno a tres momentos de la producción cinematográfica de ficción:

Desarrollo de guión:
Los alumnos trabajan en la solución de los conflictos, temas y anécdotas que dan el carácter propio a sus historias. Desde su experiencia y perspectiva construyen y desarrollan personajes y tejen las tramas, alternando el trabajo de escritura con el de lectura y crítica del trabajo de sus compañeros.

Preproducción:
Una vez consolidadas las historias que se rodarán se desarrolla la planeación del rodaje con la gestión de los insumos necesarios (equipo, locaciones, actores, props) y el desarrollo de los instrumentos que organizan el rodaje y aseguran su eficiencia: storyboards, escaletas, guiones de sonido, diseños de arte, planes de rodaje, etc.

Rodaje:
Momento en el que se pone en marcha la maquinaria de la creación desde sus aspectos técnicos hasta los creativos en una búsqueda de la mayor eficiencia en el manejo de recursos y calidad en el logro de registros.

Postproducción.
Con base en los registros generados, los participantes ejercen la edición de audio y sonido, generando cortes y compartiendo y criticando los resultados hasta llegar al producto final: la película.

Tras la culminación de los guiones, el grupo elige cuales se han de rodar, establece las unidades de rodaje con encargados de la producción, la dirección, la fotografía y el sonido. Es posible que cada alumno y alumna juegue más de un rol en todo el proceso pero también que se decante por alguna de las especialidades.

En el desarrollo de estas actividades existen tensiones que dan oportunidad para explorar las crisis de edad. El taller se plantea también como un espacio seguro para experimentar y compartir las emociones que se generan en el proceso y verterlas en el trabajo creativo, con excelentes resultados.

El producto de esta experiencia además de aportar los beneficios del logro creativo al grupo de participantes, genera productos de una frescura y originalidad que son capaces de comunicar intergeneracionalmente lo que los jóvenes tienen que decir y aportar en la construcción del discurso social. Los cortometrajes resultantes del taller, según su calidad y temática, son promovidos para su presentación en muestras y festivales.